19 dic. 2012

Para empezar a dibujar...

Esto sucedió hace relativamente poco, pero a mí me parece que han pasado millones de años.
Me encontraba buscando imágenes de Hatsune Miku. No sé por qué razón, tal vez me encontraba aburrida. No lo recuerdo.
Entré en varios sitios hasta que encontré esta imagen:
Me encantó desde el primer momento en que la vi. Inmediatamente me dieron ganas de plasmarla en un papel y salí corriendo por hojas blancas. Saqué mi lapicera de la mochila y comencé.
Fue fácil. Tal vez porque una corriente eléctrica cargada de inspiración recorría mi cuerpo.

Lo remarqué y estaba a punto de iluminarlo cuando me di cuenta de sólo tenía azul celeste y azul oscuro. 
Aquella voz que maldice en mi fuero interior, resonó en cada uno de los rincones de mi cabeza ¡Kuso! Quería que me quedara exactamente igual a la imagen. Infantil, lo sé. 
Estuve a punto de arrugar el papel y lanzarlo a lo lejos cuando una idea surgió de repente. ¿Y si combino los colores? No es la idea más creativa que he tenido, pero me enseñó algo.
Así me quedó el dibujo.
No me quedó igual y aún así me gustó.
Si hubiera sido un día normal, de esos en los que no tengo ganas de dibujar, en donde me comporto un poco aniñada y donde más tonterías hago; tal vez me hubiera limitado a copiar lo que veía. Pero no fue así.
Lo que quiero decir es que los artistas plasman sus sentimientos en el mundo de manera distinta. Un poeta toma las palabras, las combina de una hermosa manera que a lo mejor nunca hubiéramos imaginado; un músico logra crear una melodía que nos hace recordar algo, ya sea un lugar, un sentimiento o aquella persona especial; un pintor básicamente mancha un pedazo de tela con pintura, pero no sólo es eso: deja ahí sus sentimientos, deja una imagen que a lo mejor se aparecía constantemente en su mente, deja su esencia y sus pensamientos. Y así podría continuar escribiendo, hasta acompletar cientos de páginas.
Si quieres dibujar, lo recomendable es que dejes la forma en que ves al mundo en tu trabajo, que lo hagas con el corazón. La regla principal para dibujar es que no hay reglas.
Y no es que me esté contradiciendo. Los métodos para dibujar expuestos en este blog son sólo sugerencias. No hay sólo una forma correcta de dibujar, hay muchas, demasiadas. Los pasos que explico aquí son simplemente la manera en que yo dibujo, se me hace más fácil hacerlo así y no sé si a ti también.
Lo que quiero decir es que puedes dibujar de la forma que quieras, del estilo que sea y utiliza un modelo o también tu imaginación. Los colores los puedes cambiar, si no te gusta una técnica cámbiala. 
Si quieres dibujar a un pollo con ocho ojos y orejas de conejo, hazlo. Si quieres dibujar una persona con cabeza de pato, hazlo. Que no te importe si te dicen que es raro, si te gusta a ti es más que suficiente ^^
Tu creatividad es muy importante y no sólo en el dibujo, o las artes, la ocupas en la vida diaria.

Uff.. sólo planeaba escribir un párrafo, creo que me emocioné. Espero que esto te haya servido de algo.
Esta entrada contiene consejos, eso es todo. Cada quién es libre de hacerme caso o no, es sólo mi opinión n.n'
Hasta pronto!:)




No hay comentarios:

Publicar un comentario